¿Qué se hace mientras se espera? | EJTV

¿Qué se hace mientras se espera?

¿Qué se hace mientras se espera?

Qué fastidio la gente que piensa que la soltería es una condición inferior. Qué fastidio la gente asustada porque no tenemos a alguien al lado. ¿Estado civil? COMPLETA. Déjame decirte algo: Si no me conozco bien, si no sé cuál es mi identidad y si no sé qué quiere Dios en este tiempo para mí, créeme que no soportaré la espera, entonces cualquier opción será buena. Alicia en el país de las maravillas escuchó este consejo: “Si no sabes a dónde ir, entonces cualquier camino es bueno”. Eclesiastés 3 comienza diciendo: “Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol”, es decir que aunque se “está tardando” la llegada del esposo o esposa, novio o novia para algunos, esa tardanza tiene que ver con mi desconocimiento del plan perfecto de Dios y por mi razonamiento humano o natural. Quizá no sea tardanza sino necesaria preparación para alguno de los dos, o de ambos.

También leemos en Mateo 6:33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” ¿Qué significa el adverbio <>? ¿Quién ocupa el primer lugar en tu corazón? ¿Mis cosas giran en función de Dios o Dios gira en función de mis cosas? ¿Ya sé cuál es mi propósito? ¿Estoy caminando en el propósito? ¿Ya termine de quitar todo lo que me distrae de Dios?

Mientras esperamos la triunfal llegada, o el histórico descubrimiento, tenemos que esforzarnos por tener las siguientes características: Ocupados en Su obra, en desarrollarnos como personas, en ser mejores hermanos e hijos, en aumentar la calidad de tu tiempo de intimidad y estudio de la palabra, en aprender oficios de la casa, aprender a cocinar, aprender tareas básicas. ¿Por qué todo esto? Porque cuando pasen las salidas románticas, las fotos de la boda y la emoción de los primeros días de casados, vienen las situaciones de la vida real. Mientras se espera comprendes que no eres cualquier persona, entonces no te vendrá cualquier persona. Se labran buenas relaciones, se pasa tiempo de calidad con la familia y en solitario, se cultivan amistades con propósito; y como amistad es darse con propósito, entonces no te cierres a que alguna de tus amistades o conocidos sea la persona indicada. No pierdas tu tiempo pensando en ello todos los días pero mantente a la expectativa. Si lo sabes llevar puede ser un tiempo muy emocionante en el que te conoces bien y defines bien lo que quieres y Dios quiere para ti.

Uno de los más importantes principios que se aprenden mientras se espera es que Dios tiene destinada la pareja para ti, desde antes que nacieras y esto puedes verlo en Génesis 24:15-21. Aunque esto no sea textualmente lo que suceda en todas las uniones con propósito, muestra que dentro del diseño para nuestras vidas, Él no iba a dejarle al azar algo tan importante. Él es soberano y está al control de nuestros corazones. Alégrate por lo que Dios permite que se vaya (Santiago1:2-4) Nadie niega que no suframos en el proceso, pero nada mejor que el sabor de comprender que Dios tiene algo diseñado exclusivamente para ti y que excede a todos tus pensamientos o deseos. Dios nos procesa para darnos algo mayor.

Una persona que espera es independiente del mundo pero dependiente de Dios. De impenetrable voluntad para el mundo pero quebrantada ante Dios. La espera en Dios es completa. No transitemos en la espera en Dios esperando otra cosa más que conocer al Padre y entregarle nuestro carácter para que sea como el Suyo y podamos recibir a la persona que El diseñó para nosotros. No olvides que la soltería no se repite. Este es nuestro tiempo exclusivo con EL. Reafirma tu compromiso y camina con los ojos puestos en EL. Entrega tu corazón hoy a EL
¿Y si te digo que no es necesaria una persona a tu lado para que seas completa? “Porque en Él (el Señor Jesús) habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en Él…” Colosenses 2.10a ¿Lo comprendiste? ¿Te sientes completo (a) en JESÚS? Entonces ya estás preparado (a) para el siguiente paso. En algunos casos tendrás que arrebatar, y en otros deleitarte en cómo Dios hace todo. Pero como dicen varios: El Secreto está en tu Secreto.
“Cuando te digan ‘Ya te va dejando el tren’, diles ‘por mí viene un jet’ ”. ¿Qué te dejó la Guagua? Aguarda la limosina.

Kelly A. Mancilla I.

comments
Featured Image Featured Image